Oscar Pedroza Jimenez

Segunda entrega de alimentos, ropa y juguetes a los habitantes de tiradero de basura del “Bordo de Xochiaca”

 

El Lic. Oscar Pedroza Jiménez y el Lic. Mario Almada Santana se sienten orgullosos de saber que la Fundación “Universidad Infantil José Martí” comienza a alcanzar los objetivos planteados, gracias a la valiosa participación de los donantes y los colaboradores de la UIJM que hacen posible tan loable labor.

El pasado 26 de mayo de 2017 la Fundación “Universidad Infantil José Martí” realizó una segunda entrega de algunos alimentos que componen la canasta básica, ropa, y juguetes nuevos o en buen estado a los habitantes del tiradero de basura conocido como “Bordo de Xochiaca”.

La Profesora Karen Jiménez y sus alumnos de quinto grado han impulsado a lo largo de este ciclo escolar diversas campañas de responsabilidad social destacando el proyecto “Dar sin esperar” el cual consiste en que los alumnos de este grado visiten cada uno de los salones impulsando valores sociales entre sus compañeros obteniendo como resultado, una donación y participación mayor a la esperada.

Tres camionetas se dirigieron al tiradero de basura del “Bordo de Xochiaca” donde se visitaron tres zonas habitacionales en las cuales se pudo distribuir los bienes donados  entre las mujeres, niños, personas de la tercera edad y hombres según sus diversas necesidades a pesar del calor que superaba los 30 grados Celsius, los alumnos de distintas edades acarreaban cajas y bolsas que contenían las donaciones que habría de ser entregadas, al mismo tiempo un grupo de alumnos recibían a los pobladores con botellas de agua para refrescarse.

Algo que nos llamó la atención fue ver a los alumnos jugar con algunos niños de la zona en ambos lados se dibujan las sonrisas, otro grupo de jóvenes escuchaba con atención a “Silvino” un poblador de este tiradero, narraba su experiencia de vida entre el aparente abandono, las carencias, enfermedades, las drogas y la violencia, el cómo se sobrevive y  lucha cada mañana para obtener un futuro mejor, otras pequeñas narraban sus deseos de seguir estudiando, pero al parecer su situación dificulta ver un futuro mucho más prometedor que el que ellas conocen.

Es común pasar de largo frente a ellos, como si fueran transparentes y no pensar el todas las oportunidades que ahí existen y como día a día tratan de trazar un horizonte mucho más prometedor.

Cientos de historias así nos rodean, cada una de ellas en diferentes circunstancias, la  Fundación “Universidad Infantil José Martí”  redoblará sus esfuerzos para poder alcanzar más grupos socialmente desprotegidos y ayudar a transformar vidas.

Vídeo: Entrega de donaciones

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *